"Resulta totalmente imposible gobernar un pueblo si éste ha perdido la confianza en sus gobernantes". Confucio